William Blake

.
    Información biográfica

  1. Alegría (Trad. de Antonio Restrepo)
  2. Augurios de inocencia (Fragmento)
  3. Canto del reír (Trad. de Antonio Restrepo)
  4. Canto para acunar (Trad. de Antonio Restrepo)
  5. El pastor (Trad. de Antonio Restrepo)
  6. El tigre (Trad. de Antonio Restrepo)
  7. La primavera (Trad. de Antonio Restrepo)
  8. Una imagen divina (Trad. de Antonio Restrepo)


Información biográfica
    Nombre: William Blake
    Lugar y fecha nacimiento: Londres, Inglaterra, 28 de noviembre de 1757
    Lugar y fecha defunción: Londres, Inglaterra, 12 de agosto de 1827 (69 años)
    Ocupación: Pintor, grabador, poeta
    Movimiento: Romanticismo
Aunque permaneció en gran parte desconocido durante el transcurso de su vida, actualmente el trabajo de Blake cuenta con una alta consideración. Por la relación que en su obra tienen la poesía y sus grabados respectivos suele ponerse a Blake como ejemplo de "artista total". Según el periódico The Guardian, "William Blake es con gran margen el mayor artista que Gran Bretaña ha producido".

Considerar los logros de Blake en poesía o en las artes visuales por separado sería perjudicial para entender la magnitud de su obra: Blake veía estas dos disciplinas como dos medios de un esfuerzo espiritual unificado, y son inseparables para apreciar correctamente su trabajo. Por esta razón, las ediciones ilustradas de la obra de Blake no habían sido especialmente valoradas en el pasado, hasta que los avances en las técnicas de impresión han permitido una mayor difusión, al hacerse estas más accesibles.

Sus obras más notables son: El matrimonio del cielo y el infierno y Jerusalem.

Fuente: [William Blake] en Wikipedia.org

Arriba

    Alegría
      Traducción de Antonio Restrepo.

      "No poseo nombre:
      Pero nací hace dos días".
      ¿Cómo te llamaré?
      "Soy feliz.
      Me llamo alegría".
      ¡Que el dulce júbilo sea contigo!

      ¡Bonita alegría!
      Dulce alegría, de apenas dos días,
      Te llamo dulce alegría:
      Así tú sonríes,
      Mientras yo canto.
      ¡Que el dulce júbilo sea contigo!
    Arriba

    Augurios de inocencia (fragmento)
      Para ver un mundo en un grano de arena
      Y un paraíso en una flor silvestre,
      Sostén el infinito en la palma de la mano
      Y la eternidad en una hora.
    Arriba

    Canto del reír
      Traducción de Antonio Restrepo.

      Cuando los verdes bosques ríen con la voz del júbilo,
      Y el arroyo encrespado se desplaza riendo;
      Cuando ríe el aire con nuestras divertidas ocurrencias,
      Y la verde colina ríe del estrépito que hacemos;
      Cuando los prados ríen con vívidos verdes,
      Y ríe la langosta ante la escena gozosa;
      Cuando Mary y Susan y Emily
      Cantan "¡ja, ja, ji!" con sus dulces bocas redondas.
      Cuando los pájaros pintados ríen en la sombra
      Donde nuestra mesa desborda de cerezas y nueces,
      Acercáos y alegráos, y uníos a mí,
      Para cantar en dulce coro el "¡ja, ja, ji!"
    Arriba

    Canto para acunar
      Traducción de Antonio Restrepo.

      Dulces sueños, formad una pantalla
      Sobre la linda cabeza de mi niño;
      Dulces sueños de agradables corrientes
      Bajo rayos de luna felices y silenciosos.

      Dulce sueño, que tus cejas tejan
      Con suave felpa una corona infantil;
      Dulce sueño, Ángel terso,
      Fluctúa sobre mi niño dichoso.
      Dulces sonrisas, durante la noche
      Mecéos sobre mi encanto;
      Dulces sonrisas, sonrisas de Madre,
      Cautivad la noche interminable.
      Dulces lamentos, suspiros de paloma,
      No alejéis el letargo de tus ojos,
      Dulces lamentos, sonrisas aún más dulces,
      Cautivad todos los lamentos de paloma.
      Duerme, duerme, niño afortunado,
      Que toda la creación duerme y sonríe;
      Duerme, duerme felices sueños,
      Mientras tu madre llora sobre ti.

      Dulce bebé, en tu rostro
      Puedo discernir la santa imagen;
      Dulce bebé, otrora como tú
      Yacía tu hacedor y lloraba por mí.

      Lloró por mí, por ti, por todos
      Cuando era apenas un pequeñito.
      Su imagen siempre verás,
      Rostro celestial que sobre ti sonríe,
      A ti, a mí, a todos les sonríe;
      Quien se volvió un pequeñito.
      Las sonrisas infantiles son sus mismas
      Sonrisas;
      Y cautivan con paz el cielo y la tierra.
    Arriba

    El pastor
      Traducción de Antonio Restrepo.

      ¡Qué dulce es la dulce fortuna del Pastor!
      Deambula desde el alba hasta el atardecer;
      Debe seguir a su rebaño el día entero,
      Y su lengua se embeberá con alabanzas.

      Pues oye el inocente llamado del borrego,
      Y escucha la tierna respuesta de la oveja;
      Vigila mientras permanecen en calma
      Pues saben cuándo está próximo su Pastor.
    Arriba

    El tigre
      Traducción de Antonio Restrepo.

      Tigre, tigre, que te enciendes en luz
      Por los bosques de la noche
      ¿Qué mano inmortal, qué ojo
      Pudo idear tu terrible simetría?

      ¿En qué profundidades distantes,
      En qué cielos ardió el fuego de tus ojos?
      ¿Con qué alas osó elevarse?
      ¿Qué mano osó tomar ese fuego?

      ¿Y qué hombro, y qué arte
      Pudo tejer la nervadura de tu corazón?
      Y al comenzar los latidos de tu corazón,
      ¿Qué mano terrible? ¿Qué terribles pies?

      ¿Qué martillo? ¿Qué cadena?
      ¿En qué horno se templó tu cerebro?
      ¿En qué yunque?
      ¿Qué tremendas garras osaron
      Sus mortales terrores dominar?

      Cuando las estrellas arrojaron sus lanzas
      Y bañaron los cielos con sus lágrimas
      ¿Sonrió al ver su obra?
      ¿Quien hizo al cordero fue quien te hizo?

      Tigre, tigre, que te enciendes en luz,
      Por los bosques de la noche
      ¿Qué mano inmortal, qué ojo
      Osó idear tu terrible simetría?
    Arriba

    La primavera
      Traducción de Antonio Restrepo.

      ¡Que resuene el flautín
      Que ahora está callado!
      Delicia de las aves
      De día y de noche;
      El ruiseñor
      En la quebrada,
      La alondra en el cielo,
      Festivamente,
      Festivamente, festivamente,
      Para darle la bienvenida al año.

      El muchachito,
      Repleto de gozo;
      La muchachita,
      Dulce y diminuta;
      El gallo canta
      Como tú lo haces;
      Voz alborozada,
      Barullo infantil,
      Jubilosamente,
      Jubilosamente,
      Para darle la bienvenida al año.

      Corderito,
      Aquí estoy;
      Acércate y lame
      Mi blanco cuello;
      Deja que tironee
      Tu lanilla suave;
      Déjame besar
      Tu suave rostro:
      Jubilosamente,
      Jubilosamente,
      Para darle la bienvenida al año.
    Arriba

    Una imagen divina
      Traducción de Antonio Restrepo.

      La crueldad tiene corazón humano
      Y la envidia humano rostro;
      El terror reviste divina forma humana
      Y el secreto lleva ropas humanas.

      Las ropas humanas son de hierro forjado,
      La forma humana es fragua llameante,
      El rostro humano es caldera sellada
      Y el corazón humano, su gola hambrienta.
    Arriba