Giosuè Carducci

.
    Información biográfica

  1. A Virgilio (Trad. de Miguel Antonio Caro)
  2. El buey (Trad. de Miguel Antonio Caro)



  3. Información biográfica
      Nombre: Giosuè Carducci
      Lugar y fecha nacimiento: Valdicastello, Toscana, Italia, 27 de julio de 1835
      Lugar y fecha defunción: Bolonia, Italia, 16 de febrero de 1907 (71 años)
      Ocupación: Escritor, poeta, periodista.

      Fue el primer poeta que adaptó con éxito los metros clásicos latinos a la poesía italiana moderna. En toda su obra son notorias la afirmación de su personalidad, su rebeldía e inconformismo —sobre todo en su época juvenil—. Fue Premio Nobel de Literatura en 1906. En su época fue traducido al castellano por el poeta José Jurado de la Parra. Fuente: Wikipedia
    Arriba

      A Virgilio
        (Traducción de Miguel Antonio Caro)

        Como luna serena en el estío
        A los sedientos campos da frescura;
        Luce a los blancos rayos, y murmura
        Bienhallado en sus márgenes el río;

        Oculta al ruiseñor boscaje umbrío
        Y llena el horizonte su voz pura;
        Mudo al pie el viajador, muerta hermosura
        Recuerda en amoroso desvarío;

        Madre infeliz convierte la llorosa
        Mirada, de una tumba al firmamento,
        Y calma el vago albor su hondo quebranto;

        Ríe el collado, allá la mar reposa;
        Suena en los altos árboles el viento:
        Tal para mí la magia de tu canto.
      Arriba

      El buey
        (Traducción de Miguel Antonio Caro)

        Ora, manso animal, inmóvil miras
        Cual fijo bloque, el campo floreciente;
        Ora al pesado yugo das la frente
        Y a la labor del hombre fiel conspiras.

        Él te aguija, él te punza, y tú a sus iras,
        Los ojos revolviendo mansamente,
        Respondes en silencio. ¡Oh buey paciente!
        Paz a un tiempo y vigor al alma inspiras.

        Tu ancha negra nariz húmido aliento
        Exhala; tu mugir ondeando lento
        En los serenos ámbitos se pierde;

        Y en el glauco cristal de tu pupila,
        Grave y dulce, refléjase tranquila
        La muda soledad del campo verde.
      Arriba