.
.
    Información biográfica

  1. Canción
  2. Canciones en el teatro
  3. Cascando
  4. De grulla del infierno a estornino
  5. De Tagte es
  6. Después de bajar un poco
  7. Gnomo
  8. El buitre
  9. Enueg I
  10. Enueg II
  11. Malacoda
  12. Los huesos de Eco
  13. Para futura referencia
  14. Serena III
  15. Ya la luz declina




    Información biográfica

      Nombre: Samuel Barclay Beckett
      Lugar y fecha nacimiento: Foxrock, Dublín (Irlanda), 13 de abril de 1906
      Lugar y fecha defunción: París (Francia), 22 de diciembre de 1989 (83 años)

    Arriba

      Canción

        Vejez es estar de cuclillas
        Agazapado en el hogar
        Temblando porque la bruja
        Ponga el perol en la cama
        Y traiga el ponche
        Ella llega en las cenizas
        Quien amada no fue conquistada
        O conquistada no fue amada
        O algún otro pesar
        Llega a las cenizas
        Como en esa vieja luz
        El rostro en las cenizas
        Esa vieja luz de una estrella
        Otra vez en la tierra.

      Arriba

      Canciones en el teatro

        Vino a la cocina un perro
        A robar de pan un pedazo.
        Con una cuchara de hierro
        El cocinero migajas lo hizo.

        Luego otros perros vinieron
        A cavar tristes su sepultura.
        Sobre la lápida escribieron
        La historia que hoy perdura:

        Vino a la cocina un perro
        A robar de pan un pedazo.
        Con una cuchara de hierro
        El cocinero migajas lo hizo.

      Arriba

      Cascando

        1

        Por qué no simplemente no esperar
        A ser ocasión de
        Un vertedero de palabras.

        ¿No es mejor abortar que ser estéril?

        Después de tu partida las horas son tan tristes
        Siempre empiezan a rastras demasiado pronto
        Los garfios desgarrando con ceguedad el lecho de miseria
        Rescatando los huesos los amores antiguos
        Cuencas una vez llenas con ojos como tuyos
        ¿Es mejor siempre demasiado pronto que jamás?
        Negra necesidad salpicando los rostros
        Diciendo una vez más nunca flotó lo amado nueve días
        Ni nueve meses
        Ni nueve vidas.

        2

        Diciendo una vez más
        Si no me enseñas tú no aprenderé
        Diciendo una vez más existe un último
        Atardecer de últimas veces
        Últimas veces de mendigar
        Últimas veces de amar
        De saber no saber simular
        Un último atardecer de últimas veces de decir
        Sino me amas nunca seré amado
        Si no te amo ya no amaré nunca.

        Un batir de palabras gastadas una vez más en el corazón
        Amor amor amor golpe de un émbolo antiquísimo
        Moliendo el suero inalterable
        De las palabras.

        Una vez más aterrado
        De no amar, de amar
        Pero no a ti
        De ser amado y no por ti
        De saber no saber simular
        Simular.

        Yo y todos los otros que te amen
        Si te aman.

        3

        A menos que te amen.

      Arriba

      De grulla del infierno a estornino

        Ohlibá encanto de mis ojos
        Hay una cueva sobre Zoar
        Y un asno español ahí.

        No necesitas llevar vino a esa no-relación.

        Y él no sabrá
        Quién cambió su nombre
        Cuando Jehová dislocó la cavidad del muslo
        En Peniel, en Peniel
        Después de haber enviado los treinta camellos
        Amamantándose de la dulce muerte
        Y tantas potrancas
        Que no quiero lápidas de madera.

        Señor Jacobson señor Hipólito-en-el-Infierno Jacobson
        Todos sabemos
        Cómo intentaste regresar con tu pa.
        Bilha chismorrea siempre.

        Porque Benoni bordeó la segunda cosecha
        De mis adoloridos riñones
        Nunca lo verás
        Enrojecer el muro en dos dimensiones
        Y si así fuera
        Te podrías ahorrar el correo a Caldea.

        Pero hay un culo condenadamente fino
        Saltando con cerveza e impurée de pommes
        En la colina sobre Zoar.

      Arriba

      De Tagte es

        Redime lo que reemplaza a los adioses
        La sábana de agua que navega en tu mano
        A quienes nada tienen ya para la tierra
        Y el espejo sin niebla encima de tus ojos.

      Arriba

      Después de bajar un poco

        Después de bajar un poco
        A través de la inmundicia
        Donde todo es oscuridad
        Sin tener que mendigar
        Sin tener nada que dar
        Sin palabras sin sentido
        Sin tener necesidad
        A través de la inmundicia
        Bajar un poco aún
        Donde todo es oscuridad
        Se vislumbra el manantial.

      Arriba

      Gnomo

        Pasa tus años de aprendiz derrochando
        Valor por tantos años de ir vagando
        A través de un mundo que con cortesía
        De la torpeza de aprender se libra.

      Arriba

      El buitre

        Arrastrando su hambre por el cielo
        De mi cráneo casco de cielo y tierra.

        Bajando a los postrados que pronto deberán
        Tomar su vida y marcharse.

        Burlado por un tejido que acaso no sirva
        Hasta que hambre tierra y cielo sean carroña.

      Arriba

      Enueg I

        Exeo en un espasmo
        Cansado del esputo rojizo de mi amada
        De los asuntos secretos
        Del Hospital Privado Portobello
        Y avanzo hacia la cresta del peligroso puente en precipicio
        Y él sobre mí lo cruzo desconcertadamente bajo el chirrido de la empalizada
        Alrededor dela brillante entumecida bandera de la empalizada
        Hacia un oscuro oeste
        Ahogado entre nubes.

        Sobre las casas árboles algummin
        Las montañas
        Mi cráneo hoscamente
        Coágulo de ira
        Clavado en la altura estrangulado por la argolla del viento
        Muerde el mismo modo que un perro al que castigan.

        Ruedo rápidamente sobre mis pies ruinosos
        A nivel mismo del lívido canal;
        Cerca de Puente Parnell una muerte gabarra
        Llevando cargamento de clavos y madera
        Con suavidad oscila sobre el claustro espumoso de la esclusa;
        Lejos en la otra orilla unos pobres diablos parecen arreglar un armazón.

        Luego durante millas el viento solamente
        Y la prosperidad que se desliza muy cerca sobre el agua
        Y el mundo abriéndose hacia el sur
        A través de un disfraz de campo hasta las montañas
        Muerta al nacer la tarde ya casi verde inmundo
        Estercolando el hongo de la noche
        Y la mente abolida
        Náufraga por el viento.

        Chapoteé cerca de un viejecito con aire fatigado, Demócrito,
        Que caminaba aprisa entre una muleta y un bastón,
        Cogido su muñón horriblemente, como garfio, bajo los pantalones, fumando.
        Luego porque a la izquierda estalló un campo en una repentina llamarada
        De gritos e insistentes silbidos y mazos color azul y rojo
        Me detuve y subí sobre un ribazo para mirar el juego.
        Un muchacho nervioso me gritó desde fuera "Nos está permitido entrar, Señor?" "Naturalmente" dije "sí que está".
        Pero, atemorizado, se alejó por la calle.
        "Oye" grité tras él "¿por qué no entras?"
        "Oh" respondió, con aire inteligente,
        "Estuve en este campo antes y me expulsaron".
        De esta manera sucesivamente
        Desamparado
        Como desde un matojo de aliaga ardiendo en la montaña después de oscurecer
        O en Sumatra, el himen de la jungla,
        La aún fragante rafflesia.

        Y luego:

        Lamentable familia de gallinas grises y verminosas,
        Agonizando en medio de un campo en hondonada,
        Temblando, adormiladas, contra el portón cerrado del refugio, sin poder
        Apoyarse sobre el palo.
        La gran seta de pulpa venenosa,
        Verdinegra,
        Escupe sus miasmas sobre mí,
        Empapando el cielo desgarrado con tinta como de pestilencia,
        Sobre mi cráneo se vuelve el viento fétido,
        El agua...

        Y luego:

        Colina abajo desde Fox y Geese hacia Chapelizod
        Una cabra malévola y pequeña, exilada en sendero,
        Que raramente embiste las puertas de su prado;
        Almacenes Isolda perturbación enorme de los héroes sudados,
        Vestidos de domingo,
        Apresurados bajan en busca de una pinta de nepento o hierba moli o mitad y mitad
        Desde donde miraban a los jugadores sobre el Kilmainham.

        Borrones de amarillo sentenciado en el poso del Liffey,
        Al parapeto unidos garfios de las escalas,
        Incitando;
        Légamo de gaviotas vigilantes en el vómito gris de la cloaca.

        Ah la bandera de la carne que sangra
        En la seda de los mares y las flores del Ártico
        Que no existen.

      Arriba

      Enueg II

        Mundo mundo mundo mundo
        Y el rostro serio nublado
        Contra el atardecer.

        De morituris nihil nisi.

        Tímidamente el rostro deshaciéndose
        Ya demasiado tarde para enlutar el cielo
        Que se hace rojo con el atardecer
        Temblando a lo lejos lentamente.

        Verónica mundi
        Verónica munda
        Por amor de Jesús, dános un velo.

        Sudando como Judas
        Cansado de la muerte
        Y de los policías
        Los pies en mermelada
        Sudando en abundancia
        El corazón en mermelada el humo más frutal
        El viejo corazón el viejo corazón
        Que estalla extra congreso
        Te lo aseguro doch
        Tendido en Puente O'Connell
        Viendo con grandes ojos unos tulipanes del atardecer
        Los verdes tulipanes
        Brillando al volver la esquina como un ántrax
        Brillando sobre las barcazas de Guinness.

        El armónico el rostro
        Ya demasiado tarde para dar brillo al cielo
        Doch doch te lo aseguro.

      Arriba

      Malacoda

        Tres veces vino
        El hombre de las pompas fúnebres
        Impasible bajo el bombín de piel
        Para medir
        ¿No está acaso pagado para medir?
        A este incorruptible en el vestíbulo
        A este malebranca que los lirios cubren hasta las rodillas
        Malacoda con lirios hasta las rodillas
        Malacoda no obstante el experto terror
        Que felpa su perineo extingue su señal
        Suspirando hacia arriba por el aire pesado
        ¿Debe ser así? debe ser debe ser
        Encuentra los crespones cógelos del jardín
        Escuchar puede ver pero no es necesario.

        Sepultar en el féretro
        Con unos ayudantes ungulata
        Encuentra los yerbajos reclama su atención
        Escuchar debe ver pero no es necesario.

        Cubrir
        Estar seguro de cubrir cubrirlo todo por encima
        Tu escudo déjame coge tu azufre
        Vidrio canicular divino hermoseado
        Espera Scarmilion espera espera
        En la coloca este Huysum caja
        Y observa bien la imago eso es él
        Escuchar debe ver ella debe
        Todos a bordo todos los espíritus
        A media asta sí sí.

        No.

      Arriba

      Los huesos de Eco

        Asilo bajo mis huellas todo este día
        Sus sordas francachelas mientras la carne cae
        Hendiendo sin temor ni viento favorable
        Guantílopes del sentido y el absurdo transcurren
        Tomados por los gusanos por lo que en verdad son.

      Arriba

      Para futura referencia

        Mi estimado amigo el químico
        Me atrajo en la lejanía
        De la cornisa abajo
        Hacia el basamento
        Y allí:
        Saco del pecho botellas de ácido y álcali
        Para un acompañamiento en escala cromática
        (¡Piedad insensatas campanas!)
        Tocando diestro y experto
        Con los cascanueces doblemente articulados de los ovarios
        De las gallinas
        Pero callé mi adular
        Y lo golpeé
        Sí ¡oh mi fuerza!
        Lo destrocé
        Lo aplasté
        (¡Paren incisivos míos!)
        Lo desollé y machaqué
        Con un diestro estás más listo
        Descarga de bofetadas.
        ¿Pero lo hice?

        Y luego las luminosas aguas
        Bajo la vasta tabla
        La cuchilla trémula de los aerodinámicos nadadores
        Y abajo hacia nuestra espera
        Hacia mi esforzado flotar
        Llegaron flotando las palabras de
        El Mutilador
        Y la obra de sus dedos:
        Observen señores una de
        Las consecuencias de la dislocación de
        ¡Click!
        El masticador.
        El cabello será gris
        Sobre la sien izquierda
        El pelo será allí gris
        ¡Abracadabra!
        ¡Dulce tajada de aves sin fe!
        Dios lo maldiga sí somos nosotros mire
        Dios lo bendiga profesor
        Si aplaudimos nos hundimos
        Tres hurras por el quizás lastimoso profesor
        ¿el siguiente en rasurar?, ¿el siguiente en ra...?
        ¡Pero por todos los...!
        Ese pequeño cabeza de bala sembrada de cerdas
        Rata cara-roja de matemático puro
        Que pensé experimentaba con alambre de púas en el Punjab
        Sube surgiendo de las escaleras
        Me dice que pateo sin ánimo.
        Así dice así.
        Entonces nadé ligero
        Con vergüenza desesperado
        Con el raudo y breve braceo que prefiero y…
        ¡Ups!
        Sobre la corriente y el alto banco verde
        En un fuerte y profundo arco
        Y su rostro retorciéndose calmoso y paciente
        Y la tabla saliente haciendo su mejor esfuerzo por ilustrar
        La identificación de los contrarios de Bruno
        ¿Bajo el agua o sobre las piedras?
        No importa pues no regresará
        De la lejana bahía o del suelo rocoso
        Si helo aquí
        (Seguramente se sumergió)
        Para la segunda edición
        Viniendo
        A mitad del juego o lo que sea...
        Si no puede venir dos veces
        O si olvida la lección
        O si se rompe la pierna
        Podría olvidarme
        ¡Todos podrían!

        Así el nevado suelo de la jaula del loro
        Arde al alba
        El paladar de mi extraña boca.

      Arriba

      Serena III

        Fija estos garabatos de hermosura en la paleta
        Nunca se sabe si esto puede ser el final.

        O déjala ella es paraíso y más tarde en el globo
        De tus ojos hímenes de felpa.

        O sobre Puente Butt Sonroja de vergüenza
        El mixto declinar de esas ubres
        Alza tu luna tuya y solamente tuya
        Arriba arriba arriba hacia la estrella del atardecer
        Desvanecido encima de un clavel todo nuevo
        En el arco-gasómetro que hay en Misery Hill
        Desvanecido en la púrpura y pequeña
        Casa de la oración
        Corazón de María alguna cosa
        Bull y Pool Suplicante que no se encontrarán
        En este mundo al menos.

        Mientras que partes lejos en medio de los fustes que caracolean
        Corre desesperadamente sobre el Puente Victoria ésa es la idea
        Aminora la marcha anda furtivamente Ringsend Road abajo
        Irishtown Sandymount titubea halla el Fuego del Infierno
        Apartamentos Merrion señalados por un trillón de sigmas
        El Dedo de Jesucristo Hijo de Dios el Salvador
        Muchachas sorprendidas mientras se desnudaban ésa es la idea
        Sobre el rompevientos y olas en el Bootersgrad
        El pánico que provoca la marea en las pardas gaviotas
        Las arenas se mueven en tu corazón cálido
        Ocúltate tú mismo pero en la Roca no te detengas
        No te detengas.

      Arriba

      Ya la luz declina

        Ya la luz declina
        Y la noche se prepara,
        La sombra densa se inclina
        Sobre el día que se separa.

      Arriba


Autores desconocidos


Seguidores


Indice autores conocidos

   Acuña, Manuel
   Alberti, Rafael
   Aldington, Richard
   Almagro, Ramón de
   Altolaguirre, Manuel
   Arteche, Miguel
   Baudelaire, Charles
   Beckett, Samuel
   Bécquer, Gustavo Adolfo
   Belli, Gioconda
   Benedetti, Mario - Parte I
   Benedetti, Mario - Parte II
   Bernárdez, Francisco Luis
   Blake, William
   Blanco, Andrés Eloy
   Bonnet, Piedad
   Borges, Jorge Luis
   Bosquet, Alain
   Bridges, Robert
   Browning, Robert
   Buesa, José Ángel
   Bukowski, Charles
   Camín, Alfonso
   Campoamor, Ramón de
   Castellanos, Rosario
   Celaya, Gabriel
   Cernuda, Luis
   Cortázar, Julio
   Cuesta, Jorge
   Darío, Rubén
   De Burgos, Julia
   De la Cruz, Sor Juana Inés
   Debravo, Jorge
   Delmar, Meira
   Díaz Mirón, Salvador
   Dickinson, Emily
   Donne, John
   Douglas, Keith
   Eguren, José María
   Espronceda, José de
   Ferrer, Marcelo D.
   Flores, Manuel
   Flórez, Julio
   Frost, Robert
   Gala, Antonio
   García Lorca, Federico
   Gelman, Juan
   Girondo, Oliverio
   Gómez Jattin, Raúl
   Gómez de Avellaneda, Gertrudis
   González, Ángel
   González Martínez, Enrique
   Guillén, Nicolás
   Gutiérrez Nájera, Manuel
   Hernández, Miguel
   Hesse, Hermann
   Hierro, José
   Hugo, Víctor
   Huidobro, Vicente
   Ibarbourou, Juana de
   Isaacs, Jorge
   Jiménez, Juan Ramón
   Joyce, James
   Keats, John
   Larkin, Philip
   Leopardi, Giacomo
   Lloréns Torres, Luis
   Lord Byron, George Gordon
   Lowell, Amy
   Loynaz, Dulce María
   Machado, Antonio
   Marchena, Julián
   Martí, José
   Milton, John
   Mistral, Gabriela
   Mitre, Eduardo
   Neruda, Pablo - Parte I
   Neruda, Pablo - Parte II
   Neruda, Pablo - Parte III
   Nervo, Amado - Parte I
   Nervo, Amado - Parte II
   Novo, Salvador
   Obligado, Pedro Miguel
   Otero, Blas de
   Owen, Gilberto
   Pacheco, José Emilio
   Palés Matos, Luis
   Parra, Nicanor
   Paz, Octavio - Parte I
   Paz, Octavio - Parte II
   Pedroni, José
   Pellicer, Carlos
   Pessoa, Fernando
   Pizarnik, Alejandra
   Plá, Josefina
   Poe, Edgar Allan
   Pombo, Rafael
   Raine, Kathleen
   Rébora, Marilina
   Reyes Ochoa, Alfonso
   Rimbaud, Arthur
   Rojas, Gonzalo
   Rojas, Jorge
   Romero, Elvio
   Ruy Sánchez, Alberto
   Sabines, Jaime
   Salinas, Pedro
   Santos Chocano, José
   Shakespeare, William
   Shelley, Percy Bysshe
   Silva, José Asunción
   Storni, Alfonsina
   Swann, Matilde Alba
   Symons, Julian
   Teillier, Jorge
   Tennyson, Alfred
   Thomas, Dylan
   Torres Bodet, Jaime
   Unamuno, Miguel de
   Urbina, Luis G.
   Vallejo, César
   Verlaine, Paul
   Villaurrutia, Xavier
   Whitman, Walt
   Wilde, Óscar
   Wordsworth, William
   Yeats, William Butler
   Zaid, Gabriel
   Zorrilla, José
   Zorrilla de San Martín, Juan


Otros enlaces

   Webs amigas

Visitas recibidas

Grandes poetas famosos | Great famous poets | Contacto: Monika Lekanda